Revolucionar el paradigma de liderazgo

¡Compartilo!

El conductor de la Renovación Neo propuso para presidir la Cámara de Representantes a Oscar Herrera Ahuad. Un gesto inédito en tiempos donde gran parte de la dirigencia política entabla disputas despiadadas por espacios de poder. Con la destacable visión de un gran estadista, Carlos Rovira refleja en su decisión las demandas de la sociedad actual.

¡Compartilo!

No hay dudas que la postpandemia y la reconfiguración del mundo actual han impactado en los liderazgos. Definir las características del nuevo liderazgo emergente de estos tiempos no es tarea fácil, pero podemos ensayar una aproximación: existe un rechazo contundente a aquellos detrás de los cuales se esconden propósitos mezquinos, estrategias exclusivamente partidistas, intereses personales por encima de los colectivos, y deseos de revancha. No puede ser creíble un liderazgo levantado sobre el personalismo y la mentira, la promesa fácil, el aprovechamiento fraudulento de las aspiraciones de la población sólo como materia para el discurso y la demagogia.

El nuevo liderazgo está marcado por la generosidad, el trabajo real y efectivo por el bien común, la interpretación cabal de las verdaderas aspiraciones e intereses de las personas, la predisposición y capacidad para proponer desde un sentido estratégico y prospectivo objetivos y metas, sumado a la competencia para expresarlas y materializarlas en planes y acciones concretas, tangibles y realizables.

Transitamos una era en donde la verdadera identificación con el líder sólo puede darse desde la convicción de su honestidad, su generosidad, su claridad frente a los asuntos que involucran los intereses de la ciudadanía, su capacidad para el diálogo, la convergencia para el diálogo y su aptitud para generar escenarios de certidumbre en tiempos donde el caos se ha transformado en un factor condicionante de la paz y la concordia social.

Nuestro país vive un clima de desánimo, de cansancio, de desconfianza y de desesperanza generalizada. Una de las razones principales que explica el estancamiento o pérdida del rumbo de una sociedad es, sin duda, la ausencia de un liderazgo auténtico que interprete a la gente, que proponga un proyecto y sobre todo entusiasme e invite a ser cada día mejores.

En su libro “La ciencia de la felicidad”, la doctora en Psicología Social Sonja Lyubomirsky da cuenta de que luego de años de estudio, la psicología positiva ha comprobado científicamente que ser generoso y estar dispuesto a compartir hace feliz a la gente. Y eso tiene su razón de ser: porque nos conecta con la posibilidad de generar valor para otros, de conectar con la gratitud, una emoción que también es frecuentemente vivenciada por personas felices. Estos tiempos demandan la figura del líder generoso.

*        *        *

Un gesto de grandeza inédito en la historia de la política

Con un mensaje a través de sus redes sociales, el actual Presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Rovira, propuso a Oscar Herrera Ahuad, a quien calificó como el mejor gobernador de Argentina 2020-2023, para presidir el Parlamento Misionero.

El conductor de la Renovación Neo calificó al actual gobernador de la provincia como un “ciudadano querible, excelente profesional y político perdurable”.

En el mismo comunicado, Rovira manifestó “mi dedicación plena a la conducción de la Renovación Neo e Innovación Federal redundará en ideas, pensamientos y acciones disruptivas y creativas en beneficio de todos los misioneros, imprescindibles en estos tiempos”.

Por otra parte, agradeció el apoyo incondicional del bloque renovador y aseguró que desde allí “seguiremos dando gobernabilidad y leyes de vanguardia al gobierno de los misioneros”.

Por su parte, el actual gobernador misionero Oscar Herrara Ahuad expresó su profundo agradecimiento al conductor de la Renovación por el gesto de grandeza, generosidad política y ejemplo de liderazgo luego de ser propuesto para presidir el Parlamento Misionero.

Definitivamente, la decisión de Carlos Rovira constituye un gesto totalmente disruptivo para la política, una verdadera revolución del paradigma de liderazgo y se convierte en una excelsa muestra de empatía con el sentir del pueblo en estos tiempos.

El conductor de la Renovación, teniendo los votos y el reconocimiento a su gestión para ser reelecto, le concedió ese espacio al saliente gobernador Herrera Ahuad, proponiéndolo para que asuma la presidencia del Poder Legislativo a partir del 10 de diciembre.

En una reunión de dirigentes del Frente Renovador celebrada en diciembre de 2022, Oscar Herrera Ahuad consideró que “la conducción, el orden en la política, la respuesta hacia una línea que genera certezas y genera confianza es el modelo que se impone en una sociedad, no hay posibilidad que la sociedad empatice con alguien si no hay confianza. Y esa confianza se da en la política cuando hay una conducción sólida”. El gobernador misionero sostuvo, visiblemente emocionado, que lo dirigentes renovadores tienen la bendición de la historia de haber nacido políticamente en ese espacio y con la conducción del Ing. Carlos Rovira, alguien que siempre tiene la palabra justa y da certezas respecto hacia dónde hay que ir.

Por su parte, en dicha reunión, Hugo Passalacqua sostuvo que la historia le tiene reservado un lugar a Carlos Rovira, a quien definió como un gran cuidador, además de hacedor de gobernadores. “Yo sé que a veces desde afuera de nuestro espacio, no se entienden ciertas cosas del sentimiento y no lealtad a Carlos Rovira, sino de fidelidad, que es otra cosa. La lealtad vos la podés comprar, la fidelidad es tener fe y todos los que estamos acá vinimos hace unos años por un tema de fe”, remarcó Passalacqua con gran claridad.

El conductor de la Renovación Neo es un fiel reflejo de liderazgo generoso, que motiva a los dirigentes renovadores a ser cada día mejores, a que cada uno de lo mejor de sí con el fin de contribuir al bienestar del pueblo misionero. En la concepción de Carlos Rovira, el soberano es el centro de todo y debe ser el principal y único beneficiario de la acción política. Es al soberano a quien se debe dirigir la dirigencia, el Pueblo es el mandante.

Este tipo de gestos como el que ha tenido Rovira, hacen que Misiones sea un ejemplo de convivencia política, un faro que alumbra el camino de una sociedad en donde reina la concordia y la paz social, y que ha neutralizado los efectos devastadores de la grieta que se ha diseminado por todo el territorio nacional a través del odio, los insultos, la discordia y la intolerancia.

El proyecto misionerista logra cada día más adeptos, son cada vez más los ciudadanos de diferentes sectores de la sociedad que quieren participar y ser parte para brindar su aporte y contribuir a una sociedad mejor, a un pueblo feliz.

(*) Por Nicolás Marchiori

Abogado. Diplomado en Manejo de Crisis y en Análisis de Procesos Electorales. Especializado en Comunicación de Gobierno y Electoral.

¿Que Opinas?